Embarazo adolescente

 

Para comenzar a tratar este tema los invita a ver este breve video que nos introduce en esta problemática:
Para seguir pensando. ¿ El embarazo adolescente siempre existió? ¿Actualmente hay menos o hay más? ¿ En qué contextos se da?  Leamos el siguiente texto (autoría propia) y reflexionemos al respecto:

El embarazo adolescente, antecedentes sociodemográficos
            El embarazo adolescente no es un fenómeno reciente ni novedoso, aunque sí se lo ha visualizado generalmente como problema. La base de la preocupación sobre esta temática se ha centrado en la idea de un incremento en la ocurrencia. Sin embargo  al contrario de lo que normalmente se piensa, el número de madres adolescente en Argentina es cada vez menor. Cabe aclarar que los datos referidos específicamente sobre embarazo adolescente son escasos ya que no hay modo de medirlo e incluirlo en  estadísticas, por lo tanto los estudios  se realizan en base a la fecundidad adolescente.  La tasa de fecundidad adolescente  tardía (15-19 años) fue en el año 1960 de  58,4 por cada  mil mujeres de 15-19 años y su punto más alto fue en el año 1980 con 78,3 por cada mil mujeres del mismo grupo etario. Sin embargo  a partir de esa fecha la tasa ha ido descendiendo paulatinamente  y en el año 2004 fue de 62,68 por cada mil mujeres de 15-19 años. Por otro lado el embarazo adolescente dista de ser un fenómeno homogéneo en el territorio nacional, según datos del Ministerio de Salud para el año 2003 la fecundidad adolescente fue de 26,4 por mil en C.A.B.A.  y de 102 por mil en Chaco. Respecto al nivel de instrucción Pantelides y Binstock demuestran que  la probabilidad de convertirse en madre no es igual para todas las adolescentes, y que es mucho más frecuente entre las jóvenes con menor nivel de instrucción. Así en base al Censo 2001 se observa que los mayores porcentajes de madres entre la población femenina se encuentra entre quienes  cuentan con nivel primario incompleto (20,01%) y nivel primario completo (35,0%). La tasa desciende notablemente  en el caso del nivel secundario incompleto y más (7,4%).  Si bien el embarazo y la maternidad adolescentes no son un fenómeno exclusivo de los sectores populares, su ocurrencia es mucho mayor en estos evidenciando una vulnerabilidad social y educativa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario